Cirugía Antireflujo

Cirugía Antireflujo

Cirujano Aparato Digestivo > Blog > procedimientos > Cirugía Antireflujo

¿Qué es el Reflujo Gastroesafágico?

Aunque con frecuencia se usa la palabra “acidez” para describir una variedad de problemas digestivos, en términos médicos, en realidad se trata de un síntoma de la enfermedad de reflujo gastroesofágico. En dicha afección, los ácidos gástricos refluyen o “retroceden” desde el estómago hacia el esófago. La acidez se describe como una fuerte sensación de ardor en el área entre sus costillas o justo debajo del cuello. La sensación puede irradiarse por el pecho y hasta la garganta y el cuello. Muchos adultos en los Estados Unidos padecen esta sensación incómoda y ardiente al menos una vez al mes. Otros síntomas también pueden incluir vómitos, dificultad para tragar y tos crónica o ruidos sibilantes.

¿Qué lo ocasiona?

Al comer, los alimentos pasan de la boca al estómago a través de un tubo que se llama esófago. En el extremo inferior del esófago hay un pequeño anillo muscular que se denomina esfínter esofágico inferior (EEI). El EEI funciona como válvula de una vía, al permitir que pasen los alimentos hacia el estómago. Normalmente el EEI se cierra de inmediato después de tragar a fin de impedir que retrocedan los jugos gástricos —que tienen un alto contenido de ácido— al esófago. El reflujo gastroesofágico ocurre cuando el EEI no funciona como corresponde y permite que el ácido retroceda y queme la porción inferior del esófago. Esto irrita e inflama al esófago, y ocasiona la sensación de acidez, y con el tiempo puede incluso dañar el esófago.

Factores que contribuyen al Reflujo Gastroesafágico

Algunas personas nacen con un esfínter (EEI) que es naturalmente débil. Sin embargo, para otros los alimentos grasosos y picantes, ciertos tipos de medicaciones, ropa ajustada, tabaquismo, alcoholismo, ejercicio vigoroso o cambios en la posición corporal (agacharse o acostarse) pueden hacer que el EEI se relaje y se produzca el reflujo. Puede existir una hernia hiatal (un término común para el reflujo gastroesofágico) en muchos pacientes que sufren de reflujo gastroesofágico, si bien es posible que no produzca síntomas de acidez.

Cirugía Gastroesafágica

Los pacientes que no responden bien a los cambios en el estilo de vida o a las medicaciones o que continuamente requieren de medicaciones para controlar sus síntomas, deberán aprender a sobrellevar su condición o bien podrán someterse a un procedimiento quirúrgico. La cirugía es muy eficaz para el tratamiento del reflujo gastroesofágico.

Ventajas del Método Laparoscópico

  1. Reducción del dolor postoperatorio
  2. Una estadía hospitalaria más breve
  3. Un retorno más rápido a su vida cotidiana
  4. Menor impacto físico y estético de la cirugía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *